WPH

Los Virus del Papiloma Humano (VPH) son un conjunto de más de 200 virus relacionados. Existen VPH que generan verrugas genitales y no genitales. Éstos últimos no se transmiten sexualmente. Los VPH que sí son responsables de verrugas genitales pueden transmitirse fácilmente por contacto sexual directo, de la piel y de las membranas mucosas.

Los tipos de Virus del Papiloma Humano que se transmiten sexualmente pueden ser de dos tipos:

  • Los VPH de bajo riesgo, que no causan cáncer pero sí pueden generar verrugas en la piel, en los genitales, en el ano, boca o garganta.
  • Los VPH de alto riesgo, que sí pueden causar cáncer. Se han identificado una docena de tipos de VHP que se encuentran dentro de esta tipología. El 16 y el 18, que son dos de estos tipos, se consideran responsables de la mayoría de cánceres causados por el Virus del Papiloma Humano.

La mayoría de las infecciones por VPH de alto riesgo suelen ocurrir sin síntomas y desaparecer en 1 o 2 años sin ninguna repercusión. Las infecciones que sí persisten pueden generar cambios celulares que, de no ser tratados, pueden causar cáncer de cuello uterino y otros como el de ano, de orofaringe y algunos menos comunes como el de vulva, vagina y pene.

El Virus del Papiloma Humano puede afectar a cualquier persona que haya sido activa sexualmente. Se puede transmitir fácilmente entre parejas a través de un contacto sexual, aunque son más probables en quien tiene muchas parejas sexuales o contacto con alguien que tiene muchas parejas.  También se puede presentar el virus aunque no se tengan síntomas y su único contacto sexual con una persona que tenía VPH haya ocurrido hace años.

Por lo general, la infección por el VPH no suele causar sintomatología, a menos que sea de virus que sea causante de las verrugas genitales.

Protección contra el Virus del Papiloma Humano

Existe un menor riesgo de presentar VPH en personas no activas sexualmente. En la actualidad, se cuenta con la vacuna contra el VPH, que sí puede reducir el riesgo de infección de los tipos de virus que cubre dicha vacuna. Aportan una gran protección contra infecciones nuevas, pero no ante los VPH ya existentes.

Además, el uso correcto y regular del preservativo también supone una mayor protección y por tanto menor riesgo para contraer el Virus del Papiloma Humano. Sin embargo, las áreas que no están cubiertas por este método anticonceptivo sí pueden ser infectadas.

papanicolau

¿Cómo puede detectarse?

Una de las pruebas empleadas es la citología o test de Papanicolau, que involucra tomar tejido del cérvix, colocarlo en una platina de vidrio y examinar bajo el microscopio la presencia de células anormales. Esta prueba puede detectar ciertos tipos de VPH.

Recientemente se está comercializando una nueva, que consiste en un utensilio de captura primario para la detección de infecciones por VPH de alto riesgo para el cáncer de cérvix.

Sin embargo, no existen pruebas aprobadas por la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos) para infecciones de VPH en los hombres.

Tratamiento

En la actualidad no se dispone de tratamiento médico para las infecciones causadas por el Virus del Papiloma Humano. Sin embargo, sí que pueden tratarse las verrugas genitales, los cambios precancerosos en el cuello uterino y los cánceres provocados por infecciones generadas por VPH.

Los métodos que suelen emplearse son la criocirugía (congelamiento que destruye tejidos), el LEEP (procedimiento de extracción del tejido del cérvix mediante el uso de un aro caliente de alambre), conización quirúrgica (cirugía con un bisturí o láser para extraer del cuello uterino y del canal cervical tejido en forma de cono) y conización con vaporización de láser (uso de láser para destruir tejido cervical).

¿Necesitas una cita? Llámanos al Teléfono: 55 5564 1580 Lada sin costo: 01800 8495 214

Clínicas ILE Mujer México - Todos los Derechos Reservados © 2015

Cédula Profesional.7932877. - Licencia Sanitaria COFEPRIS 15-AM-09-015-0005 - Aviso Legal