embarazo en adolescentes

Actualmente se está viviendo en México una epidemia de embarazos en adolescentes, donde las últimas cifras anuales han registrado en torno a 400 mil bebés de madres menores de edad. Entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México encabeza la lista de mayor índice de embarazos en adolescentes, con 64 mil por cada mil chicas.

De forma anual, en México se registran alrededor de 400 mil casos de embarazos en mujeres menores de edad, cifra que no disminuye y que representa el 20% del total de los nacimientos en el país. A pesar de que este fenómeno se había registrado como frecuente en las regiones de Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Puebla, actualmente se está produciendo un aumento del mismo en estados del norte de país.

Se han desplegado muchas campañas de información en relación a todos los cambios que conlleva ser madre en la adolescencia, pues en la mayoría de los casos supone la ruptura completa de la vida previa de la persona, ante la imposibilidad de tener un trabajo o de continuar los estudios.

¿Necesitas una cita? Llamanos al Teléfono: 55 5564 1580 Lada sin costo:   01800 8495 214

Desde el Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Carlos Welti afirma que: “No es exagerado decir que tenemos una epidemia de embarazos en adolescentes en México. Puede parecer muy simplón hablar de la fecundidad adolescente como un problema serio, pero en realidad las cifras muestran eso”. A todo ello añade: “Los embarazos en adolescentes se ha relacionado sólo con sectores marginales, pero también ha llegado a los espacios urbanos y no de aquellos pobres extremos. Tenemos un aumento de casos en las áreas ligadas con la violencia”.

Entre las razones que llevan a la continuación del embarazo en adolescentes, el especialista señala que la maternidad se ve santificada por la cultura mexicana. Ser madre es una forma de realizarse ante las pocas oportunidades educativas para las jóvenes y ante la gran competitividad del mercado laboral, sumando a todo ello un futuro de gran incertidumbre.

El embarazo temprano puede llevar a la feminización de la pobreza

El embarazo temprano puede tener como consecuencia el aumento de la feminización de la pobreza, tanto en términos de ingresos como de educación y salud, pues generalmente las madres adolescentes suelen abandonar los estudios, lo que reduce las posibilidades de encontrar un trabajo y dificulta el desarrollo económico de la nueva familia.

Carlos Welti refiere que no se trata de falta de información, sino del difícil acceso que existe a los métodos anticonceptivos y su uso adecuado, lo que hace que este problema siga avanzando. Asimismo, existen grandes barreras para terminar con un embarazo no deseado y acceder a clínicas de aborto legal y seguro.

embarazos en adolescentes

A pesar de que actualmente existan campañas oficiales gubernamentales para evitar los embarazos en adolescentes y las infecciones de transmisión sexual (ITS), la desinformación de años anteriores y la falta de atención a la problemática a través de la limitación del acceso a la información o a los métodos anticonceptivos, hace difícil reducir el problema en la actualidad.

Siguen existiendo problemas en dichos accesos, pues no se permite que los jóvenes vayan sin sus padres a por ningún método y existen problemas relacionados con la libertad de información y opinión.

Además del cambio radical en la vida de la adolescente, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), los embarazos en menores de 18 años se consideran de alto riesgo, ya que aumenta el riesgo de malformaciones y dificultades en el momento del parto, así como posteriores alteraciones psicológicas.

Clínicas ILE Mujer México - Todos los Derechos Reservados © 2015

Cédula Profesional.7932877. - Licencia Sanitaria COFEPRIS 15-AM-09-015-0005 - Aviso Legal