embarazo no deseado

A diferencia de lo que afirman en la actualidad grupos “pseudocientíficos”, término que hace referencia a conocimientos que no están basados en la evidencia y cuyos hallazgos no pueden volver a ser reproducidos, el aborto legal y seguro no suele ser traumático para la mayoría de las mujeres, pero sí aquel que se realiza en condiciones inseguras y bajo presiones contra el derecho a decidir.

Hace unos meses se realizó en México D. F. un foro denominado “Embarazo no deseado, aborto y salud mental: experiencias de investigación e intervención”, que fue celebrado en el Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente (INPRF). En él, especialistas explicaron que la interrupción del embarazo no representa una experiencia traumática para las mujeres. Por el contrario, lo que sí puede suponer un factor de riesgo y afectar a la salud mental de la mujer es la negación del aborto a mujeres que presentan embarazos no deseados o que son producto de una violación, así como para los menores de edad que nacen de manera obligatoria.

La directora del INPRF, María Elena Medina-Mora, afirma que los profesionales de la salud mental se guían por pautas culturales y no por las médicas a la hora de percibir el aborto como traumático.

La negación del derecho al aborto sí puede ser un problema para la salud mental

Marta B. Rondón, investigadora en la Universidad Peruana Cayetano Heredia, afirma que lo que puede llegar a generar depresión no es el aborto, sino la obligación de continuar con un embarazo no deseado y no tener la posibilidad de decidir. Indica que un gran porcentaje de mujeres que interrumpieron el embarazo no deseado no presentaron problemas de salud mental, pero sí quienes continuaron con el proceso de gestación, que presentaron un mayor porcentaje de depresión postparto.

embarazo no deseado

Por tanto, se debe tener en cuenta que el embarazo no deseado y la imposibilidad de decidir sobre su continuación o interrupción supone un riesgo para la salud mental de la mujer, por lo que resulta de vital importancia incluir el concepto de salud mental como una de las causas para interrumpir el embarazo.

Nancy Felipe Russo, doctora y docente de la Universidad de Arizona, señala que la ciencia afirma que una persona que elija terminar con un embarazo no deseado no tiene una mayor probabilidad de desarrollar un problema de salud mental. Por ejemplo, en un estudio realizado en Suecia, el 68% de mujeres que decidieron interrumpir su embarazo no desarrollaron problemas de salud mental y menos de un 1% desarrollaron estrés postraumático.

Por tanto, el aborto legal no tiene por qué ser traumático. Cuando supone un riesgo para desarrollar un problema psicológico es cuando lo hacemos ilegal y estigmatizado. Por ello, se debería considerar qué efectos puede tener la continuación de un embarazo no deseado en el bienestar psicológico de la mujer.

¿Necesitas una cita? Llámanos al Teléfono: 55 5564 1580 Lada sin costo: 01800 8495 214

Clínicas ILE Mujer México - Todos los Derechos Reservados © 2015

Cédula Profesional.7932877. - Licencia Sanitaria COFEPRIS 15-AM-09-015-0005 - Aviso Legal